Gonzalo Varela – El jamón de Assilah

Nuevo fichaje F-one SUP España
noviembre 28, 2011
Gonzalo Varela – Atrapado en Oualidia
noviembre 29, 2011

Gonzalo Varela – El jamón de Assilah

El lunes 14 de noviembre de 2011 decidí cruzar desde Algeciras a Marruecos. Los billetes del barco los compré, según vi en diferentes páginas de internet como la agencia más económica, en Viajes Normandie (para información más detallada ver Ruta Marruecos).

Aquí te preparan todos los papeles necesarios para presentar en la aduana marroquí, tanto para mí como para pasar la furgo. Del perro no dicen ni piden na da na!

Cuando llego a la cola para subir al ferry me doy cuenta que en el impreso necesario para pasar la furgoneta por aduanas el empleado de la agencia ha puesto la matrícula correcta pero ha puesto como país de procedencia del vehículo Francia. Ya empezamos!

Un marroquí de la agencia me dice que rompa ese papel y que tengo que rellenar otro en la aduana; el policía que sella los pasaportes en el barco dice que no pasa nada y, finalmente en la aduana, no digo nada y listo. Vamos, que estoy en Marruecos con una furgo que teóricamente es francesa. Ya veré para salir del país lo que pasa.

Después de toda la movida de la aduana, cerca de una hora, cojo carretera y manta y me voy hasta Assilah. En el puerto encuentro un parking vigilado y ahí me quedo a pasar la noche. Como es temprano decido dar una vuelta por la medina.

Estando por ahí se me acerca un señor muy simpático y me dice que tiene un perro de aguas como Otto. Charlamos un rato y me pregunta si tengo alojamiento, a lo que le respondo que duermo en una furgoneta, a lo que me dice:

-Ahhh!! Una autocaravana? La semana pasada vinieron unos señores con una autocaravana desde Málaga buscando El Jamón de Assilah.

A lo que yo contesté con los ojos como platos:

-¿Jamón, desde Málaga, en Assilah, pero que es lo que me he perdido? ¡¡Tu te estás quedando conmigo!!

Y descojonado de risa me dice el tio con el clásico acento marroquí cuando hablan castellano:

-¡No amigo no! El Hamman de Assilah. Los baños marroquíes con masajes y vapor! Muy buenos, baratos..

Vamos, que se me quedó una cara de gilipollas que hasta Otto se descojonó.

A la vuelta tendré que hacer una parada por los famosos Hamman de Assilah. Por ahora sigo rumbo al sur tirándome al agua todos los días a coger unas olicas y esperando encontrar buenas condiciones de viento y ola para estrenar el material de kite en Marruecos.

La siguiente parada es en la Playa de Mehdia en Kenitra. Aquí encuentro a media mañana unas condiciones espectaculares con marea baja y solo cinco personas en el agua. Como de costumbre nada más entrar en el agua tardo en llegar al pico un buen rato por desconocimiento de la zona y, también como siempre, en la primera ola me calzo una hostia del copón que me pone en mi sitio, me hace digerir el desayuno de golpe y me avisa de lo que me espera. Al final la cosa no fue tan mal.

La playa es inmensa, tranquila y es muy facil de llegar. La ola rompe sobre un seco de arena y abre tanto de izquierdas como de derechas. Los locales estaban pillando la derecha así que me dejaron la ola de izquierdas para mi solico! Vamos, una sesión perfecta como inicio del viaje a Marruecos.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies